12/5/10

La ninfa despeinada



Ha llegado al Museo del Prado una pequeña ninfa griega. Es risueña, tremendamente joven, y tiene un aire despreocupado que contrasta con la solemnidad de sus aburridas compañeras de viaje, un ejército de copias romanas. Las esculturas han venido desde Dresde ocultas en grandes cajas de madera, y ahora se reparten algunas de las mejores salas del Museo. A la ninfa me la presentó un desconocido, y me enamoré de ella al instante. Era como un radiante puntito de luz. Bajo su figura, la cartela identificativa era igual de seductora: Figura anónima. Autor anónimo. Original. Grecia. Eso significa que puede ser quien tú quieras que sea: una ninfa, una diosa, una virgen del séquito de Artemisia ... ¿Qué te apetece más? Una musa, una dríada o una ménade danzante. A tu libre elección.
 
Antes de continuar, quiero matizar una cosa que no todo el mundo sabe de la escultura clásica: y es que cuando los dioses griegos murieron, la gran mayoría de sus estatuas desaparecieron con ellos. Los romanos, que consideraban aquella cultura como un símbolo de refinamiento y distinción, las copiaron y las reutilizaron para adornar sus termas y sus jardines: el bello Apolo, dios de la luz que nos convierte en hombres, decora con discreción y buen gusto la oficina de un praetor y la poderosa Afrodita, ante la cual se arrodillaron hombres y mujeres por igual, posiblemente presida, voluptuosa, algún bebedero de patos en el atrium de un gordo patricio. Mal que nos pese, las estatuas ante las que se inclinaron los antiguos griegos ya prácticamente no existen y aunque gracias a los romanos la forma (bellísima) permanezca, su psyché hace largos años que huyó. Son como ánforas vacías, restos del naufragio, hermosas copias industriales... una pena, pero así funciona a veces la Historia.

Sin embargo la pequeña ninfa griega, esa cabecita despeinada entre tanta testa ceremoniosa, parece reírse de todo y de todos: de la estirada Minerva, del ceñudo Zeus, de las virtudes romanas y de las cristianas más todavía, del paso del tiempo y hasta del propio Museo del Prado. Su espíritu corretea por las salas silenciosas y tenuemente iluminadas, dejando tras de sí el penetrante aroma del pino tesalónico y en tu boca, un extraño regustillo a salitre del mar Egeo. A piedra recalentada y resina, a espliego y carne ahumada sobre un altar: así huele el cabello marmóreo de esta ninfa. Tan viva, como la más viva de las criaturas.


Dedicado a Jose Van der Weyden,  de parte de la chica que deambulaba sola  por las salas de arte flamenco. Un saludo


En el catálogo de la exposición 
“Entre Dioses y Hombres. 
Esculturas clásicas del Albertinum” 
( 4/11/2008 – 12/4/2009. Museo del Prado) 
se hace referencia a esta pieza pequeña pero excepcional, 
cuyo valor radica en ser un original griego que conserva restos de policromía.

2/5/10

Tal día como hoy hace 200 años

Esto si que son noticias, y no las del 20.minutos:



ORDRE DU JOUR

 Soldats: la populance de Madrid egarée c'est portée à la revolte et a l'assessinant. Je sais que les bons Espagnoles ont gemí de ces désordres, je suis loin de les confondre avec des misérables avides de crimes et de pillages. Mas le sang français â coulé, il demande vengance. En conséquence j'ordonne ce qui suit:


ARTICLE I
-->Le General Grouchi convoquerá
cette nuit la Commission Militaire.

ART. II
Tous ceux qui dans la révolte out
éte arretes les armes á la main seront
fusillés.

ART. III
La Junta d' Etat va faire désarmer la Ville de Madrid. Tous les habit ans qui aprés  l' exécution de cette mesure seront trouvés armeés, ou conserveront des armes sans une permession spéciale, seront fusillés.

ART. IV
Toute reunión de plus de huit personnes
sera regardeé comme un rasemblement  sédítieux, et dispensé á coups dé fusil.

ART. V
Tout Village on sera assassiné un
françáis, será brulé.

ART. VI
Les Maitres demeurent responsables
de leurs domestiques, les Chefs
d' Teliers, de leurs Ouvriers, les
peres de Ieurs enfans, et les Superieurs
des Convens, de Ieurs religeux..

ART. VII
Les auteurs, distributeurs ou vendeurs de libelles imprimés ou manuserits prevoquant á la sédition, seront regardes comme Agens de L' Angleterre, et fusillés.


Donnc en notre Quartier Général
de Madrid, le 2 de Mai de 1808.


ORDEN DEL DÍA

Soldados: la población de Madrid se ha sublevado, y ha llegado hasta el asesinato. Sé que los buenos españoles han gemido de estos desórdenes; estoy muy lejos de mezclarlos con aquellos miserables que no desean más que el crímen y el pillaje. Pero la sangre francesa ha sido derramada; clama por la venganza: en su consecuencia, mando lo siguiente:

ARTÍCULO I
El general Grouchi convocará
esta noche la Comisión Militar.

 ART. II
Todos los que han sido presos en el alboroto y con las armas en la mano, serán fusilados.
 
ART. III
La Junta de Estado va á hacer desarmar  a los vecinos de Madrid. Todos los habitantes y estantes, quienes después da la execución de esta orden se hallaren armados ó conservasen armas sin una permisión especial, serán fusilados.
 
ART. IV
Toda reunión de más de ocho personas será considerada como una junta sediciosa, y deshecha por la fusilería.
 
ART. V
Todo lugar en donde sea asesinado
un francés, será quemado.
 
ART. VI.
Los amos quedarán responsables
de sus criados, los jefes de talleres, obradores y demás, de sus oficiales; los padres y madres de sus hijos, y los Ministros de los Conventos de sus religiosos.
 
ART.VII
Los autores , vendedores y distribuidores de libelos impresos ó manuscritos, provocando á la sedición, serán considerados como agentes de Inglaterra, y fusilados.
 
Dado en nuestro Cuartel General
de Madrid, a 2 de Mayo de1808.